La Rebelión de las masas

La Rebelión de las masas, de José Ortega y Gasset

Una introducción a la comprensión de la sociedad de hoy

La Rebelión de las masas, de José Ortega y Gasset, fue publicado en 1929 y analiza el cuadro sociológico que, en la consideración del autor, presentaba la Europa de aquella época. Ortega reconoce que el punto de partida de su análisis es una concepción aristocrática del orden social. Según su tesis, la sociedad está dividida en una minoría de individuos cualificados, que son quienes orientan el devenir histórico, y una mayoría de sujetos que responden a una matriz psicológica común. El liderazgo social les compete a los primeros. La función de los demás es “repercutir, positiva o negativamente” (sic) las iniciativas de los líderes.

Dada esta concepción teórica básica, Ortega sostenía que se había producido una “subversión sociológica” porque las masas habían decidido dejar de ser dirigidas por las minorías para pasar a conducir por sí mismas los asuntos de interés público. De esa apreciación básica, el filósofo madrileño va extrayendo diversas consideraciones que enriquecen, matizan, ilustran y, en cierto modo, prueban su afirmación.

En los primeros cinco capítulos del ensayo, Ortega describe un conjunto de rasgos básicos de la sociedad de las primeras décadas del siglo XX. A partir del capítulo VI, va describiendo la conducta del hombre-masa rebelde desde diferentes ángulos y sacando las distintas conclusiones que se desprenden de cada uno de esos enfoques.

Se trata –un fenómeno frecuente en los textos de Ortega− de un libro algo engañoso, en el sentido de que está escrito en un estilo accesible, pero sus contenidos son sumamente profundos. Por ende, expone al lector a sufrir el espejismo de que comprendió el sentido de la obra sin haberla analizado con la suficiente profundidad.

Un rasgo verdaderamente impactante de La Rebelión… es la medida en la que mantiene su actualidad, a pesar de que fue escrito hace 85 años y trataba de una temática de actualidad de su época. Pero lo cierto es que, con el transcurso del tiempo, el fenómeno de la influencia de las masas en el desenvolvimiento de la vida pública ha tendido a incrementarse y no a reducirse. Muchos de los argumentos desarrollados por Ortega resultaron proféticos y lo que entonces era novedoso (y por eso ameritaba ser consignado en un libro) ahora es un dato dado y asumido como obvio.

En esencia, el planteo de Ortega es que, en vista del extraordinario progreso tecnológico, económico y jurídico que la humanidad experimentó durante el siglo XIX, los seres humanos comenzamos a creer que todo el progreso acumulado no era una realización de individuos muy peculiares, que fueron los que crearon esos instrumentos, sino que se trata de productos de la naturaleza, que no se van a esfumar si no se aplican los medios tendientes a sostenerlos. Ortega afirmaba que esa conducta derivaría en la crisis de la civilización y, de hecho, su presunción no estuvo equivocada porque todo el proceso derivó en la tragedia de la Segunda Guerra Mundial.

En la actualidad, el problema tiene características diferentes, pero en esencia el fenómeno sigue vigente. Los populismos, la demagogia, la chabacanería, la superficialidad, que son los rasgos predominantes de la vida pública en casi todo el mundo (con sus más y sus menos, según los países, pero como común denominador en general) siguen vigentes y, peor aún, están naturalizados. El libro de Ortega es, por lo tanto, una introducción a la comprensión de los rasgos característicos de la sociedad de nuestra época.

En la parte final del libro, se plantean las cuestiones más sustanciales. El fenómeno de la rebelión de las masas se manifiesta en una pérdida del principio de autoridad, que es a su vez una consecuencia de una profunda crisis moral. Y en ese punto es, quizá, donde radique el mayor acierto de esta importante obra. Vivimos en una época donde los valores morales están sumidos en una ostensible desorientación. Lo que ha hecho Ortega y Gasset es diagnosticar el problema y explicar sus orígenes. Seguramente, el análisis más detallado y actualizado de la cuestión requiera estudios más precisos, con instrumentos conceptuales más modernos. Pero cualquier estudio sociológico serio acerca de la naturaleza de nuestra época no puede prescindir de comenzar por la consideración de los argumentos consignados en La Rebelión de las masas.


El libro puede descargarse gratis desde:
http://literatura.itematika.com/descargar/libro/190/la-rebelion-de-las-masas.html


Si el enlace está roto o el sitio web no existe más se puede descargar en formato comprimido desde nuestro propio enlaca:
http://www.nanopoder.com.ar/copias/la-rebelion-de-las-masas.zip